martes, 7 de julio de 2015

[Cine] ( Críticas ) Terminator: Génesis

(Intentando) Actualizar la mitología


 


Desde hace unas semanas Jurassic World ( Colin Trevorrow, 2015 ) está reventando las taquillas de medio mundo, en una jugada donde la nostalgia se conjuga con la comercialidad y los remakes o nuevas versiones, saliendo (muy) airosa, al menos en lo comercial. Pero no es la única saga que se intenta mantener viva de una manera u otra, como le pasa a la saga de ciencia ficción/acción Terminator, creada por el rey Midas de Hollywood, James Cameron en un ya lejano 1984 y que tuvo dos películas que se han convertido en clásicos del cine, dejando otro personaje icónico para el actor austriaco Arnold Schwarzenegger. Luego se intentó sacar tajada con secuelas totalmente innecesarias – una situada directamente tras Terminator II y otra ambientada en el futuro -  y, como si los nuevos productores ( después de comprar los derechos de la extinta productora Carolco ) no hubieran aprendido la lección, intentan que esta quinta entrega sea en verdad la puerta para una nueva trilogía, aunque ¿ lo conseguirán?

 



El mayor problema, de muchos que tiene la cinta, es que quiere ser fiel – en parte – a la saga original ( y por ello me refiero a las dos entregas dirigidas por Cameron ) pero a la vez quiere subvertir con la mitología original y sus personajes, creando una propia mediante unos giros de guión polémicos ya desde esos tráileres donde se desvelaba parte de esta nueva trama ( aunque yo iba avisado y no vi ningún avance de esta secuela, lo que no sé si es mejor o peor…) y que no hacen más que destruir toda las historias predecesoras, sobretodo con cierto personaje principal al que le quieren dar la vuelta pero que no saben como y a su vez con un guión lioso y falto de información ( en un momento dado un personaje comentará “ tenemos un futuro incierto”, algo que se cumple debido a la falta de respuestas ); es un truco de guión que funcionó muy bien en Terminator II pero que parece no han sabido hacerlo y provocará incluso la ira del fan. Pero no es lo peor de esta secuela pues sus guionistas, la griega Laeta Kalogridis ( Alejandro Magno de Oliver Stone ) y el director Patrick Lussier ( autor de infames secuelas como   ángeles y demonios III o Drácula 2001 ) comienzan a presentar paradojas temporales que chocan con las ideas precedentes y llegan a un punto donde parece que nadie sabe lo que está contando ( y sin dar explicaciones mediante ), donde al contrario que las dos primeras entregas, que eran muy claras en su concepción de los viajes en el tiempo y la exposición de la historia, aquí se deciden a cambiarlo todo llegando a universos paralelos y una nueva problemática con soluciones que den paso a una (¿misma?) amenaza de cara a futuras secuelas.

 


El espectador, si decide no ponerse a pensar mucho en los errores internos de la historia, podría desconectar y pasárselo bien con una historia apocalíptica con toques de ciencia ficción y acción ( con el complejo Michael Bay, esto es: cuantas más explosiones y más grandes mejor; aunque el montaje es bastante limpio por suerte ) pero Terminator: Génesis ES ABURRIDA. No conectas con sus personajes, caracteres que en sus anteriores presencias tenían presencia y carisma : el caso más flagrante, y paradójico, pues es el más similar al original ,es el de Sarah Connor, donde parece que Emilia Clarke ( que ya trabajó con Alan Taylor en Juego de tronos; trabajo al que el director de Thor 2 debería volver vista su flojo bagaje cinematográfico…) si no tiene dragones a su alrededor no sabe parecer una mujer dura y aguerrida como sí fue Linda Hamilton; Jay Courtney es otro actor destinado a encontrar su sitio en el cine de acción moderno ( La jungla V ) pero creo acabará siendo olvidado como Sam Worthington y Jason Clarke está bien en su dualidad. Y señores y señoras tenemos de vuelta a Arnie, quien vuelve a encarnar al mítico T-800, si bien sus one liners no tienen esa fuerza ( parece que por momentos se fuercen para conseguir el mismo efecto pasado ) y el chiste sobre “ soy viejo, no obsoleto” tiene gracia.. la primera vez. Las actuaciones más remarcables son las dos caras nuevas, como las de Matt Smith ( si bien muy breve, pero sabe provocar nerviosismo con su “peculiar “ mirada ) y, sobretodo, J.K Simmons como el veterano detective, el cual está aturdido por ese dilema temporal ( y que podemos considerar un trasunto del propio espectador, el cual se siente perdido en la atropellada trama del film ).

 


En el plano visual destaca el prólogo ( por fin una batalla bien rodada en el futuro ), sus primeros 30-40 minutos hasta el salto temporal, con esa recreación de 1984 en la fotografía, música ( destacable composición del semi desconocido Lorne Balfe  , otro compositor salido de la escuela de Hans Zimmer ) y decorados. Aunque justo coincidiendo con el primer giro argumental grueso es cuando la cinta se vuelve anodina, la acción es correcta aunque ya mil veces vista y sin ninguna escena de acción nueva y/o original, y la correcta puesta escena de las mismas se la debemos al director de segunda unidad, Alexander Witt ( Gladiator, Casino Royale, Skyfall, etc )  Todo se basa en grandes explosiones, persecuciones deudoras de Terminator II ( con presencia del T-1000, aunque esta vez con rasgos asiáticos, por aquello de conseguir entrar con más fuerza en el mercado asiático  ) y la pelea final, donde el nuevo rival parece de repente conocer sus poderes y superioridad ( porque SPOILER choca ver como un modelo anticuado puede hacer frente a un modelo nuevo FIN SPOILER ) pues hasta ese momento cada confrontación parece un coitus interruptus continuo. Alan Taylor vuelve a pecar de no saber dar más fuerza a la historia y empaque a unos personajes que pierden su carisma, además de esos saltos de fe continuos y la indefinición de un guión que era ya el peor problema de la historia antes de su concepción y no sabe sortear esos problemas; porque parece que, a cada secuela después de Terminator II, hay que recargar las tramas y proponer preguntas en vez de respuestas haciendo historias complicadas e incoherentes que no profundas; incluso la inclusión de humor, como los chascarrillos de Arnold  Schwarzenegger o esa escena con la canción Bad Boys fallan, parece metida con calzador y a destiempo, algo que en Thor : el mundo oscuro introdujo mejor.

 


Terminator: Génesis quiere ser la introducción de un nuevo universo que poder expandir ( y ganar dinero de paso, que es el objetivo principal ) pero acaba siendo una experiencia dolorosa, con un guión impotente en su concepción y tramposo en su desarrollo, donde escenas difíciles de entender ni siquiera se responden, nada que ver con las cintas de James Cameron; lo mejor que podemos hacer es pensar que es un (mal) sueño y volver a ese 1984 viendo la primera inclusión del T-800, y olvidarnos de esta secuela  ( y las que pueden estar por venir )

9 comentarios:

  1. De acuerdo con tu crítica es un pastiche enorme.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo con tu crítica es un pastiche enorme.

    ResponderEliminar
  3. Es una tontuna irrespetuosa con la saga y con el espectador que buscase un entretenimiento digno como fueron las 4 anteriores

    ResponderEliminar
  4. Yo no entiendo como salvation no tuvo éxito era la clave y comienzo para un final digno de la saga si es que no la cancelaban era el punto para que se dejen de joder con el tema de viajes en el tiempo yo desde que vi el 2 soñaba por ese futuro dominado por las maquinas y salvation era el comienzo de una trilogía

    ResponderEliminar
  5. El día del Juicio es inevitable.

    ResponderEliminar
  6. Dada mi ignorancia en la ciencia cinèfila no puedo decir que no tengas razón. Si que puedo decir que yo vi lo que fui a ver. Una peli entretenida que me ayudo a pasar las palomitas y me quito el sabor de boca algo amargo que me dejo Terminator 3 y su dominatrix. De Salvation prefiero olvidarme. Gracias por tu crítica. Así aprendo.

    ResponderEliminar
  7. Dada mi ignorancia en la ciencia cinèfila no puedo decir que no tengas razón. Si que puedo decir que yo vi lo que fui a ver. Una peli entretenida que me ayudo a pasar las palomitas y me quito el sabor de boca algo amargo que me dejo Terminator 3 y su dominatrix. De Salvation prefiero olvidarme. Gracias por tu crítica. Así aprendo.

    ResponderEliminar
  8. Dada mi ignorancia en la ciencia cinèfila no puedo decir que no tengas razón. Si que puedo decir que yo vi lo que fui a ver. Una peli entretenida que me ayudo a pasar las palomitas y me quito el sabor de boca algo amargo que me dejo Terminator 3 y su dominatrix. De Salvation prefiero olvidarme. Gracias por tu crítica. Así aprendo.

    ResponderEliminar
  9. La 1, "El Dia del Juicio" fueron buenas películas, "La Rebelión de las Maquinas" fue un asco, "Salvación" valio la pena, por mostrarnos ese futuro Post-Apocaliptico del cual solo teníamos una vaga imagen en la 1... "Genesis" salio victoriosa con esa batalla en el futuro y el viaje de Kyle al pasado.

    El trago amargo fue el viaje en el tiempo al 2017 y John Connor convertido en un T-3000, de resto, todo estuvo bien (Incluyendo el que Kyle siga vivo).

    Ojala hagan la secuela y valga la pena.

    ResponderEliminar