sábado, 22 de diciembre de 2012

(Crítica) El legado de Bourne

Bourne, estés donde estés, ¡¡¡¡¡VUELVE!!!!!

La saga protagonizada por Jason Bourne y que adapta ( libremente ) la serie de libros escritos por Robert Ludlum ha redefinidio, para bien o para mal, el cine de acción contemporáneo. Sus adrenalíticas y físicas escenas de acción, combinadas con un estilo de montaje rápido ( que no confundir con “videoclipero” ) únicas han intentado ser copiadas y/o imitadas en tantas cintas posteriores; uno de los casos más llamativos, sin ir más lejos, es el de quantum of solace de Marc Foster, cinta que enturbió el buen debut de Daniel Craig como 007 en Casino Royale (Martin Campbell ). éste solo es uno de los múltiples ejemplos de los que podríamos hablar, después del estreno de la exitosa saga empezada por Doug Liman y continuada ( con mano maestra a mi parecer ) por Paul Grengrass.

Y es que la saga de Bourne contaba con escenas de acción llamativas, donde tiene mucho que decir el estilo impreso por Grengrass y sus directores de segunda unidad ( muy denostados o no tenidos en cuenta, pero tan importantes en este tipo de cintas ) con ese montaje llamativo en un realismo extremo donde se nota la mano documental del director inglés, pero también con guiones adultos en una trama si no compleja sí muy bien hilvanada y montada; Tony Gilroy, director de esta nueva entrega de las aventuras de los agentes secretos, fue guionista precisamente de las anteriores cintas.

Pero, dispuestos a exprimir el éxito, Universal decidió lanzar una cuarta entrega que sirviera además de plataforma para un nuevo relanzamiento de la saga así como el papel protagonista para su actor, el ascendente Jeremmy Renner . La jugada de la compañía era poder obtener nuevas entregas de una licencia para poder paliar las pérdidas derivadas de otros proyectos estrenados en 2012 ( los más de 150 millones de dólares gastados en esa tontería llamada Battleship o cowboys& aliens; ¿ y de verdad no había dinero para que Del Toro pudiera rodar su adaptación de en las montañas de la locura? ) pero la jugada ha salido rana, tanto económicamente como artísticamente.

Una primera escena con un contrapicado en el mar nos lleva al inicio de el caso Bourne, pero no: esta vez el extraño cuerpo está vivo y se trata de Aaron Cross ( Jeremy Renner ) quien rápidamente intuimos que es un nuevo espécimen de los proyectos “armamentísticos” americanos en la línea de Tredstone ( de donde surgió Jason Bourne ) está en Alaska entrenando y, para demostrarnos su fortaleza y habilidades, vemos como nada en aguas heladas, salta por acantilados o resiste a la lucha de los lobos ( ¿ una referencia a infierno blanco con Liam Nesson ?como echo de menos al badass Nesson de la cinta de Carnahan o el de taken …). Mientras en Estados Unidos vemos como toda la trama desenmascarada en las anteriores cintas de Grengrass salpica a los proyectos políticos/armamentísticos americanos y como sus máximos dirigentes intentan que la mierda no les salpique, bajo cualquier pretexto; eliminan pruebas y personas ( breves papeles de Albert Finney y Paddy Considine) dirigidos por el misterioso Eric Byer (Edward Norton , quien es raro que se meta en una franquicia sin meter mano en los guiones, y el de la cinta presente lo hubiera necesitado… ). También entra en escena una doctora llamada Marta Shearing ( una desaprovechada y perdida Rachel Weisz ), quien investiga los virus de los nuevos agentes y su vida se cruzará con la del renegado Cross. Rápidamente se pondrá en marcha una carrera contrarreloj por la supervivencia y sacar la verdad a la luz.


Un film fuera de lugar ( en la saga )

La trilogía protagonizada por Matt Damon estaba totalmente cerrada y bien construida, por lo que la existencia de esta película ya causa decepción, más viendo el escaso interés ed la propuesta donde nos quieren dar a conocer un nuevo experimento pero la nueva trama está mal contada, mal ejecutada e interpretada.

Sorprende ver el nulo interés y errores en la construcción del guión de Gilroy, quien como ya he comentado era el anterior guionista de la saga, además de una puesta en escena deficiente, sin garra dramática ni fuerza en sus ( escasos ) momentos de acción. Sorprende ambos aspectos, porque su guionista y director había demostrado buenas virtudes en sus anteriores film, la estimable Michael Clayton y Duplicity ( film con Clive Owen y Julia Roberts, un Señor y señora Smith para gente adulta, e inteligente ). Los momentos de acción son muy escasos, al información demasiado fragmentada y/o mal explicada directamente, no hay un villano decidido (las incursiones del personaje de Norton o de ese nuevo agente del experimento no aportan inquietud ), la tensión de la huida es inexistente. Sólo son destacables algunos plano ( OJO cito plano y no secuencias o momentos; el montaje y narración, no quiero ser pesado, es poco interesante ), como la destrucción de la cabaña.

Además se echa de menos a Damon: éste declaró que, si Grengrass estaba a bordo, él seria siendo Bourne pero tras salir a otros proyectos, este reinicio/continuación intenta poner en el estrellato a Jeremy Renner, después de protagonizar la oscarizada en tierra hostil ( Kathelyn Bigelow; ojo con las primeras críticas hacia el nuevo film de la ex de James Cameron, la noche más oscura, sobre la caza y muerte de Osama Bin Laden ), y sus estupendos papeles como Ojo de Halcón en Marvel Los Vengadores ( Joss Whedon, 2012 ) o el misterioso de Misión Imposible: protocolo fantasma ( Brad Bird, 2011 ), donde parecía ser el posible sucesor de Tom Cruise al frente de la saga de espionaje pero que, tras el éxito de la nueva entrega, habrá una quinta entrega protagonizada por el trabajador Cruise y, posiblemente, dirigida por Cristopher McQuarie ( quien acaba de dirigir a Cruise en Jack Reacher ).Pero la labor de Renner es insatisfactoria, su personaje no llega a ser tan interesante como Bourne, y debido a su indefinición acaba pareciendo un superhombre drogata sin ningún desarrollo dramático. Es más, también afecta mucho su nula química con su partenaire Rachel Weisz, quien (casi) siempre está fantástica pero aquí anda muy perdida. Su relación recuerda ( de nuevo) a el caso Bourne en su aproximación entre los personajes de Damon y Franka Potente quien sí era una pareja entrañable y con destacable giro dramático en la segunda entrega. Los secundarios, algunos de lujo como Scott Glenn, David Strahaim o Joan Allen pasan por allí ( porque apenas tienen escenas….) o el propio “villano” del film, un Edward Norton que en ningún momento parece poner en peligro la vida de los protagonistas.


Aunque se miren mal, no se llegan a estorbar....

En las escenas de acción, marca de fábrica de la saga, aquí apenas hay algún momento destacable como la pelea en el laboratorio de Filipinas ( si bien su posterior persecución está mal montada pues apenas hay suspense más allá de su “supuesta” espectacularidad - y donde por enésima vez podemos citar a la película original, en concreto el clímax en el piso franco - ) o el tiroteo en la casa donde vive la doctora ( con un muy destacable plano secuencia en su punto final, quizás la mejor escena de la cinta ).


¿Pero que hago yo aquí? Cara de sorpresa

En cuanto a la parte argumental hay un interesante, aunque no explotado, argumento relacionado con la cepa de virus que se da a esos soldados y que los convierte en una especie de superhombres, como si de una versión “realista” del suero que da poder al Capitán América, estuviéramos hablando; sirve también como tibia crítica hacia el uso de armas químicas/biológicas, aunque no creo yo que el cenit de la peli sea hacer una lectura política. Como ya he mencionado antes ni su protagonista ni sus desventuras logran sustituir cuanto menos a la historia del amnésico Bourne ( donde, puede interesar más o menos pero el hecho de su amnesia ya daba un misterio de cara a desarrollar con el protagonista ).

I'm a Superman


Una decepción y un paso atrás para Renner, cuando quizás el objetivo era todo el contrario….


PD: Hay un rumor muy fuerte de que Universal quiere unir a Matt Damon y Jeremy Renner en una hipotética quinta entrega pero a no ser que vuelva Grengrass y haya una buena historia, no será posible esto. Lo dejamos como un rumor no posible, por el momento, y nada más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario