martes, 5 de marzo de 2013

(Crítica) Vikings Piloto


En busca del drama y la épica perdidos




Nuevo proyecto televisivo del canal History Channel en asociación con MGM después de su violenta y exitosa Hatfields & McCoys ( un western basado en un caso real que fue un éxito de audiencia y premios, con reconocimiento a Tom Berenger y Kevion Costner en los Emmys, aunque también hay que destacar a un excelente Bill Paxton ) con este Vikings, la cual también es la nueva prueba de fuego para su creador Michael Hirst, quien fracasó estrepitosamente con su Camelot y ahora intenta de nuevo responder a la fantástica Juego de tronos de HBO con este drama nórdico.

La trama es muy simple: un “soldado” de Escandinavia, Ragnar( Travis Fimmer) vive con su familia y educa a su hijo en las nobles artes de la guerra mientras obedece a un noble que ostenta el poder y las órdenes (un Gabriel Byrne con el piloto automático ). En el consejo donde se abraza a su hijo a una edad adulta, Rangar proponen ir a las tierras del oeste pero su Conde decide ir de nuevo al este, lugar donde acuden cada año; el conde, por intereses personales, declina dicha proposición y hace vigilar a Ragdar el cual construirá un barco e irá por su cuenta a oeste.

Con una puesta en escena funcional, con aislados planos muy bellos visualmente pero un desarrollo tedioso, tan frágil como la trama con la que se abre este nuevo proyecto de Hirst, Vikingos pretende ser una respuesta con un sustrato realista a la épica de la obra de HBO pero se queda en copia burda y barata.



Con una escena inicial de batalla falta de épica ( la guerra se reduce a un combate con 4 contrincantes ) y un uso de la cámara lenta, no excesivo, pero que ya hace que nos recordemos del Spartacus de Starz ( aunque la serie no tiene el nivel de violencia de ésta ni la carga erótica de Los Tudor, la mejor obra creada por el propio Hisrt ), donde incluso se introduce un leve toque fantástico en las visiones del protagonista, la obra es totalmente fallida en sus pretensiones. Pretende ser un documento sobre le estilo de vida de los vikingos, la educación de sus hombres y mujeres así como su manera de administrar justicia a la vez que una historia dramática sobre el abuso de poder, la búsqueda de riquezas y una serie de aventuras y acción pero se queda en nada.

Cuando la copia sale mal

Michael Hirst fue capaz de faltar al respeto a la historia dándonos un Enrique VIII joven y delgado, atractivo, en excelente encarnación de Johnny Ryes Meyers; no importa porque sobrevive la idea de mujeriego del monarca inglés y como ese afán por el sexo le provocó problemas en su reinado. Luego intentó responder al éxito crítico y comercial de la primera temporada de Juego de tronos con Camelot, versión para Starz de las aventuras del rey Arturo y la búsqueda del santo Grial, pero la serie fue un despropósito con un mal escogido casting donde se desaprovechaban actores excelentes como Eva Green (a pesar de todo lo único destacable del show ) o James Purefoy. Ahora intenta hacer una serie épica con un sustrato histórico a la vez que sea entretenida como Espartaco y dramática como la propia juego de tronos.


Pero no ayuda la escasa entidad dramática de sus personajes así como la interpretación de los mismos, como el caso de Gabriel Byrne ( el fichaje de qualité del show, un poco como Eva Green en Camelot ) el cual actúa con excelente acento inglés y con poca convicción; por cierto las primeras escenas están habladas en un dialecto nórdico y por momentos parece que la serie fuera a ser hablada en tal idioma ( algo que es un suicidio comercial pero que podría ser un punto a su favor ) pero pronto pasa a ser hablada en un perfecto inglés. Para lo que tienen que decir los actores ( con expresiones cuasi “modernas” ) prefería el silencio de la cinta que sus creadores deberían de haberse fijado para haber realizado esta serie: la cruel y violenta Valhalla Rising (2009) de Nicolas Winding Refn; ésta sí, un acercamiento directo y crudo ( y muy recomendable, ahora que Drive ha puesto en el mapa cinéfilo al director danés ) a esa cultura nórdica y sus religiones, algo que se apunta en las visiones del protagonista de la serie pero que no intuyo un desarrollo muy destacable.

Pero lo más criticable es su parecido con juego de tronos, aunque de una manera más barata y escasa de medios ( tanto a nivel económico como de calidad ); es justo decir que cualquier serie con un mínimo de épica, algún elemento fantástico y tramas medievales ( u de otra época histórica ) pasará a ser comparada automáticamente con el show de HBO pero para justificar mi comentario solo compararé una escena: en el piloto de juego de tronos Eddard Stark ( Sean “spoiler viviente” Bean ) acudía a impartir justicia por un prófugo de la Guardia de la noche que había huido y en ese juicio llevaba a su hijo Bran con él, al cual le preguntaba si había entendido la manera de impartir justicia y le obligaba a mirar la sentencia – decapitación - , en metáfora de la madurez del joven niño que en un futuro se convertiría en señor; en Vikings Ragnar lleva a su hijo a la asamblea donde se le dará paso a una edad adulta pero antes asiste a un juicio donde un miembro es acusado de asesinato y condenado a ser decapitado, escena que obligan al niño a no apartar la vista…

Una oportunidad fallida de Hirst de darnos un show entretenido; igual los episodios siguientes me hacen cambiar e parecer pero lo dudo. De todas maneras mi mejor consejo es que apuntéis el 31 de marzo en vuestros calendarios, que es cuando vuelve la épica verdadera con el estreno de la tercera temporada de Juego de tronos.

5 comentarios:

  1. Esta claro que no hemos visto la misma serie... Yo creo que tiene los suficientes medios. Que quieres? Vikingos con espadas laser?

    Sinceramente, me ha parecido una buena serie. Con solo UN episodio es un poco pronto para hacer criticas... pero estoy mas que dispuesto para ver el siguiente episodio. Una serie que puede plantar cara a JdTronos sin ningun problema!

    ResponderEliminar
  2. Primero, e ignorando tu primer comentario ( no sé a que viene eso de las espadas láser ) decir que el piloto de la serie, si a nivel técnico cumple ( esos planos de las visiones del protagonista o el flash-back del conde ), el desarrollo dramático de su trama, sencilla a más no poder, es aburrido y poco llamativo.

    Decir que veré más episodios para reafirmarme o cambiar de opinión, pero el piloto marca el nivel visual de una serie así como presenta sus variadas tramas y aquí no hay nada llamativo; además Michael Hirst, su creador, ya nos decepcionó con su anterior Camelot, de la que se esperaba mucho y mira como acabó...

    Aún así, no tiene puntos par poder confrontar a Juego de tronos ( trama simple, personajes poco carismáticos e incluso tópicos, etc )

    ResponderEliminar
  3. Es la unica pagina q habla mal de esta serie... todoseries, criticoenserie... todas la alaban, y la serie a mi me parece mas q cumplidora y buena. Realista y bien desarrollada historicamente

    ResponderEliminar
  4. ¿ Y si la cabra tira pal monte vamos todos tras ella? Ahora en serio, un par de cosas que comentar:

    1.- El blog es una herramienta de OPINIÓN PERSONAL, lo cual no significa que tenga razón, solo expongo de la manera más clara posible mi acercamiento a series y/o películas, muchos no pueden estar de acuerdo con esa opinión, pues tanto el cine como la TV y otros medios son motivo de debate y opiniones encontradas.

    2.- NO soy el único medio que ha criticado la serie, pues populares blogueros y otra gente, como Adriana Izquierdo de los podcasts Ohhh TV o esta peli ya la he visto u otros blogs como maldito bastardo (http://historiasbastardasextraordinarias.blogspot.com/2013/03/critica-serie-vikings.html) , por poner dos ejemplos, han comentado las debilidades del show.

    3.- Alabo la idea de History Channel de hacer una serie ficcional basada en detalles históricos y solo hay que ver su derroche de medios ( ver el avance de The Bible, miniserie que ha petado los rankings de audiencia de los canales por cable ) pero aquí la trama es simple y su desarrollo aburrido, anodino, y sus personajes nada carismáticos ( Gabriel Byrne pasa por aquí, cobra el cheque y se va; el prota proviene de ser modelo de calzoncillos Calvin Klein - lo cual no es motivo de crítica, pero la descripción de su personaje así como de sus compañeros es muy plana - de ahí mi opinión negativa.

    ResponderEliminar
  5. Estas completamente loco. A mi me atrapo desde el episodio piloto y ya voy por el cuarto y la serie es cada vez mejor. Compararla con Juego de Tronos para mi es ridiculo. No tiene nada q ver una con la otra mas que la epoca medieval. Es mas! Vikingos es de la epoca medieval y Juego de Tronos es de la mitologia de la epoca medieval. Con reinos y tierras ficticios. Hacer un paralelo entre las dos series se lo puedo aceptar a mi abuela que pasa caminando y mira de reojo la tele y cree q estoy viendo juego de tronos! Pero no a alguien q haya visto la serie. Otro error tuyo es prejuzgar al creador de la serie por sus anteriores fracasos! Con tu criterio George Lucas es un maestro de la ciencia ficcion. Y todos sabemos que lo logro solo una vez.
    No se. A mi me encanto la serie, los actores, los escenarios, y la trama. Que por simple no quiere decir mala. Y sino quedejas para la trama de Romeo y Julieta por ejemplo!!!
    Y que mierda me importa q el actor haya desfilado en calzoncillos!!!
    Tenes muchos prejuicios tipicos de los que se la dan de cinefilos pretensiosos. Limitate a ver y entender lo q refleja la pantalla y punto.
    Para mi: serie altamente recomendable

    ResponderEliminar