domingo, 23 de junio de 2013

(Crítica) El hombre de acero

"No es una S, significa ESPERANZA"; NO, perdona, significa SOPOR (y $ , también)
Cabreado, muy cabreado, engañado, extasiado ( en el mal sentido ), hypeado en el camino incorrecto, desilusionado, "robado"; cualquier adjetivo negativo podéis añadirlo tras presenciar el enésimo reboot del Hombre con la S en el pecho, el alienígena ( porque eso es lo que es; punto a favor del film, por ir diciendo algo bueno del mismo , aunque poca cosa ) que busca ser aceptado en nuestro planeta pero antes debe hacer un viaje personal para encontrarse a sí mismo, el súper hombre que viene a colocarse a nuestro mismo nivel aunque sea un ser superior, "divino", un mesías para la humanidad. Muchos aplaudimos al saber de que Christopher Nolan ( quien humanizó a Batman, el otro gran súper de DC Comics ) seria el productor, más aún aplaudimos cuando se tuvo la valentía ( poner entre comillas, y más después de visto lo visto ) al contratar a Zack Snyder como director, un director que proviene de la publicidad y que debutó con el excelente remake de Zombie, El amanecer de los muertos ( 2004 ) para luego realizar dos adaptaciones tan aplaudidas como fieles de dos importantes cómics como fueron 300 ( 2006 ) y el fundacional y eterno  Watchmen ( 2009 ). La curiosidad por como se acercaría a tan icónico superhéroe ha tenido en vilo al respetable. Menos ilusión me hizo saber que en el guión estaría David S. Goyer, quien estuvo implicado en la trilogía del Batman y ha escrito algún cómic sobre Superman.
Después de encontrar a un nuevo Superman en las fauces ( y el cuerpo: uno de las cosas más comentadas por el espectador una vez finalizada la proyección....chiste incluido en una de las últimas escenas de la cinta: esto es metaficción ) del inglés Henry Cavill ( Los Tudor ) se le reunió con un cast de lujo para dar más pedigrí al asunto: Russell Crowe como el nuevo Jor-El, Kevin Costner y Diane Lane como Jonathan y Martha Ken, Michael Shannon como el general Zod, Amy Adams como Louis Lane, Laurence Fishburne como Perry White ( aunque en la versión de Snyder & Nolan no es WHITE; perdón por le chiste malo ), Christopher Meloni, Richard Schiff ( ¡ el mítico Toby Ziegler de el ala oeste de la casa blanca! ) o la actriz alemana Antje Traue como Faora-Ul, mano derecha del general Zod y una de las mejores, la única sorpresa positiva, del film. Pero con este cast tan lleno de buenos nombres y más talento aún, sus autores han podido evitar, esconder los defectos de la propuesta; pro ir diciendo, la cinta dura 143 minutos y los secundarios apenas tienen peso ni poso dramático, son cuasi inexistentes, no aportan nada en la gran mayoría de los casos. El dibujo de los mismo es inexistente en esta, aparentemente, realista nueva versión de las aventuras del ser procedente de Krypton, una cinta llena de incongruencias, decisiones polémicas con respecto a la mitología del personaje, decisiones dramáticas absurdas, increíbles y/ e imposibles DEUX EX MACHINA y unas elecciones de puesta en escena totalmente equivocadas.
Desde un inicio sus autores decidieron obviar las películas anteriores sobre el personaje, quitando el humor y la inocencia servidas en la saga iniciada pro la icónica Supermán ( 1978 ) si bien el final, sin spoilear demasiado, de la nueva versión quiere abrazar esa presunta inocencia que choca descaradamente con la muerte y destrucción mostrada en el laaargo clímax, en una cinta con más destrucción que toda la saga Terremoto y Transformers unidas. Apuestan por una idea de realismo cuando desde el inicio se muestra el film como una cinta de sci fi barra invasiones alienígenas y el sentido de la destrucción y caos que impera en el mismo o por las acciones de un super hombre ante multitud de testigos, lso cuales no comentan nada durante los años posteriores hasta que una decidida y moderna Louis Lane ( sí, moderna porque viste como Diane Keaton en Annie Hall y suelta tacos ) lo investigue y sea capaz de llegar a la Fortaleza de la Soledad, no perdón que ésta no existe en esta versión, a esa nave "histórica" a la vez que Clark Kent. Pero peor aún me parece que rechacen la versión, arriesgada y en muchos momentos aburrida, de Bryan Singer del 2006 donde se dibujaba a Supermán como un Dios, para luego en la versión 2013 coger totalmente esa idea ( 1 ).
La historia se inicia con un largo prólogo ambientado en Krypton, con un aspecto ( y criaturas: una de las cosas más discutidas, como ver a Jor-El montado en una libélula gigante ) similar a la de una Pandora gris y oscura. Allí, mientras el planeta abraza sus últimos momentos, veremos un golpe de estado a cargo del general Zod ( un Michael Shannon atrayente aunque desaprovechado: nadie pone cara de loco como él ) y como Jor-El insuflará el ADN de su pueblo en su hijo nonato Kal-El, el primer nacimiento natural en siglos en el planeta ( para seguir con la idea mesiánica ), un lugar donde los bebés son creados, " plantados" al estilo Matrix y con un rango en su vida. Kal llegará a un planeta llamado Tierra donde será adoptado por una feliz y modélica pareja de americanos ( porque América es el MUNDO, como se dice al final de la película y Supermán es americano; justo en la misma escena donde se comenta el buen físico del superhombre ) y donde buscará su origen a la vez que se busca a sí mismo y a la vez es buscado por la quisquillosa Louis Lane por una parte y el general Zod y su troupe por otra. UN breve apunte: ¿ por qué los inicios de Supermán deben de ser tan extensos? E n la tan aplaudida versión de Richard Donner su origen y juventud duraban ¡50 minutos! Menos mal que existe alguien llamado GRANT MORRISON que fue capaz , en mítica elipsis, de narrar todos esos hechos en CINCO VIÑETAS en el sensacional All Star Superman.
Desde el inicio ya podemos vislumbrar varias decisiones que añaden/ transforman la mitología del héroe de DC como dar más importancia a Krypton y su gente ( si bien todo es una excusa argumental para montar la persecución de Zod ), la presencia de esos animales o las armaduras y armas ( ¡¿!? ) que empuñan los kryptonianos. Se le pretende dar más papel a Jor-El, como si fuera una entidad física aunque sea un holograma ( Russell Crowe seria buen botones: sabe abrir bien las puertas ) o el nuevo dibujo de la relación entre Lane y Clark. Más polémicas aún la decisión de prescindir de la Fortaleza de la Soledad o los míticos calzones por fuera de los pantalones, porque claro esto es una versión realista y ese detalle era imposible pero no pasa nada si metemos naves espaciales de formas fálicas ( penes, vamos ), los constantes jadeos de Supermán cada vez que realiza una proeza o esos tentáculos de cierta nave... Snyder y sus apuntes sexuales, ríete tú del pene del Doctor Manhattan de Watchmen.

Y vamos a hablar de Snyder: para dar más empaque y transcendencia a la trama decide usar la cámara al hombro, una decisión totalmente equivocada en momentos dramáticos como la conversación de Jonathan Kent y su hijo ( 2), con una (mala) lectura del cine de Terrence Malick  en los instantes de la juventud de Clark Kent, una cámara que tampoco ayuda en las set pieces de acción, todas demasiado grandilocuentes, explosivas, innecesarias en muchos casos, con esos horribles zooms continuos. Desde luego la labor del director es totalmente errónea y no sé si decir que estamos ante su peor trabajo. En sus anteriores adaptaciones comiqueras, muy aplaudidas sobretodo Warchmen a mi parecer ( 3), eran extremadamente fieles a la base, como si el cómic fuera un storyboard, pero en esta ocasión que han intentado (re)imaginar a otro icono del mundo del cómic han salido totalmente equivocados.
Porque la cinta parece querer ser la búsqueda de tu propia identidad así como el ser aceptado por el prójimo a pesar de tu superioridad, el uso ( y abuso ) de poder, el aceptarte a ti mismo para que te acepten los demás; todo esto viene ligado al personaje pero el guión, o esbozo, de Goyer es totalmente contradictorio y erróneo en su plasmación: deciden hacer una narración entrecortada intercalando el presente con el pasado ( 4) si bien hay varios momentos en que se explica un apunte o característica de Supermán en el presente para luego saltar al pasado y se nos vuelva a mostrar ese mismo descubrimiento.. Tampoco noto peso en las razones para que Supermán decida estar al lado de la humanidad y "traicionar" a los suyos, más allá de la bondad mostrada por los Kent. Un espesor dramático mal dibujado que parece querer ser escondido con esas abracadabrantes escenas de acción.
Lo peor es que , después de ver esos impresionantes tráilers de avance ( al que los haya realizado hay que matarlo...o darle todos los premios habidos y por haber ), la cinta ha sido y será un éxito, tiene secuela confirmada y puede que dé inicio a la saga de films sobre la Liga de la Justicia ( 5 ). Pero desde luego es un enorme bufff, una decepción que por momentos hace mejor a la versión de Bryan Singer; más cerca de Michael Bay que de Terrence Malick, muy poco Nolan y uno de los peores trabajos de Snyder, Una cinta que pretende dar una nueva versión con un cariz realista pero que a la vez deba dejarnos anonadados con tremendas escenas de acción, como le ocurre a otro futuro estreno de este verano, con mucho hype de por medio: Star trek: en la oscuridad.  El hombre de acero puede ser indestructible pero eso no significa que sea correcto y convenza, que no falle: esta cinta es un ejemplo perfecto de lo mismo.
( 1) Es más hay un plano calcado en las dos películas : Supermán en la inmensidad del espacio observando a la Tierra - incluso en la versión de Snyder tiene los brazos en cruz ...- ¿ Y qué decir del aspecto de Kent con barba o que se revele, que "nazca" a los ojos de la gente ¡¡¡¡a los 33 años!!!!
( 2) ¿ Qué han echo con Jonathan Kent? Destacando la gran actuación, o presencia porque apenas sale dos escenas, de Kevin Costner, yo me pregunto: ¿¿ hacia falta matar a Kent con una escena de destrucción natural ?? Ese es el realismo que persigue esta cinta....
(3) Cinta que cogía una obra cumbre del noveno arte... ¡y mejoraba su final incluso!
(4) Así pasamos de un demasiado expositivo prólogo a una tremenda elipsis con Kal ya mayor, por ejemplo.
( 5) Si bien Warner y sus creadores no saben mostrarlo tan bien como Marvel: apenas hay guiños y ningún cameo - por deseo expreso de Nolan, parece ser, si bien hay un par de apuntes que hacen referencia al universo DC :podemos ver  los camiones de LexCorp o al satélite de Wayne Enterprises

1 comentario:

  1. No se si sólo a los fans de Superman les molesto tanto esta película, en lo personal, no me parece tan mala, pero no soy experta en superheroes

    ResponderEliminar