lunes, 27 de julio de 2015

[Cine] ( Críticas ) Ant-Man

Pequeñas ( humanas ) aventuras

 


Mucha incertidumbre y sobretodo miedo había de que la adaptación de las aventuras del Hombre Hormiga ( recordemos, uno de los miembros fundadores de los Vengadores, aunque en el cine este hecho se haya obviado ) fueran el primer fracaso comercial y crítico de Marvel Studios y más después de la atropellada producción, con cambio de director antes de iniciar el proyecto, pero podemos respirar aliviados pues íbamos con los cuchillos afilados y al final el resultado peca de entretenida y simpática introducción a un mundo microscópico pero mucho más grande e importante para el Universo Marvel de lo que se prevenía.

 


Y es que la gran pregunta es que hubiera sido esta película si hubiera sido dirigida finalmente por Edgar Wright ( el cual sigue presente en los créditos de guión, junto a su fiel Joe Cornish ), en un proyecto del cual se esperaba algo muy especial, el propio Joss Whedon comentó que el guión de Wright “ era el mejor escrito para Marvel Studios “pero que parece era demasiado independiente del Universo Marvelita en construcción, lo que propició la salida de Edgar Wright y, por efecto dominó, el abandono de Wheddon de Marvel Studios ( ¿ momentáneamente? ). Y es que las producciones Marvel se ven que están cortadas por el mismo patrón narrativo y la mano de su productor Kevin Feige se hace notar, prefiriendo directores mansos y controlables antes que apuestas personales y que se salgan del canon impuesto. Así pasamos del humor y la energía de Wright y sus perdedores como protagonistas a tener al impersonal Peyton Redd (quien había dirigido alguna comedia simpática como  abajo el amor y poco más )( 1 ) aunque, por suerte, parte de las ideas de Wright en la historia y sus escenas de acción se mantienen en un film que triunfa por ser una apuesta simpática y pequeña ( de manera irónica: citar esa escena de acción en su clímax final ( 2 ) , quizás una de las más originales de las cintas Marvel junto a la pelea entre agujeros temporales de Thor: el mundo oscuro, y que parece reírse de las grandes y apabullantes set pieces de los Vengadores o Iron Man 3 ) y además una apuesta humana donde los personajes se anteponen a la historia: no solo luchan por salvar a la Humanidad sino por proteger a sus seres queridos.

 
Ese corte de pelo.....

AntMan se presenta como una aventura iniciática en los orígenes de un superhéroe, en la línea de Iron man, si bien acaba siendo más una “herencia” que una formación pues los guionistas eligen coger a un veterano Hank Pym ( soberbio Michael Douglas ), científico solitario, arrogante y lleno de dolor por fantasmas del pasado ( sí, Marvel Zombies: no sale la Avispa pero se menciona a Janet Van Dyke, la cual tiene un papel vital en la formación de la psique de Pym)  el cual le cede su testigo y ejerce de mentor para Scott Lang ( Paul Rudd, el cual se convierte en el segundo personaje más cool de Marvel Studios, tras Starlord ), un ladrón de poca monta cuya única preocupación es contentar a su hija. Será formado como el nuevo Hombre Hormiga, el cual gracias a un traje y las partículas Pym puede encoger de tamaño y dar órdenes a las diferentes tipos de hormigas, todo para evitar el ascenso de , pupilo de Pym que ha decidido seguir con sus experimentos de la partícula Pym, con efectos bélicos, y desea el poder asociándose con malas compañías…. Lang se unirá a Hope Van Dyke (  Evangeline Lilly, haciéndonos olvidar por suerte a su Tauriell de la trilogía de el Hobbit ) y un grupo de ladrones con pocas ideas comandados por su amigo Luis ( un divertido Michael Peña ); en definitiva luchará por ser el héroe que cree su hija que es, y de paso tendrá un papel futuro especial.

 


Si bien no sabemos que habría salido de esta aventura en manos de Wright, si podemos aplaudir ciertas decisiones artísticas, como las de contar con un veterano Pym que forme a su pupilo Scott Lang ( teniendo el pasado y el presente de Marvel en la misma historia: ver el prólogo que conecta con SHIELD y ciertos personajes o ese flashback dramático de Pym y su señora esposa ) y a la vez una apuesta de futuro con el propio Lang ya introducido en el universo Vengador ( con el cameo de cierto Nuevo vengador, en una divertida escena ) previo paso por otro conflicto que veremos el año próximo ( SÍ: hay dos escenas post-crédito importantes, y bien usadas – no como la de los Vengadores: la era de Ultrón….-  ) y la aparición de ese personaje que los amantes de los clásicos ya echábamos de menos aunque surgirá en breve ( solo un apunte: mirar cierto corte de pelo ) así como coger una de las múltiples personalidades de Pym en los cómics, como es la de Chaqueta Amarilla ( en una época polémica vengadora, donde él llegó a tener problemas de personalidad y atacó físicamente a su esposa ) para tener un villano, con un adecuado aunque poco aprovechado Corey Stoll ( House of cards, The Strain ), en otro ejemplo de lo mal dibujados que están los villanos Marvel. La película quiere jugar en otra liga, y es consciente de ello, y se apoya en sus personajes y sus problemas familiares teniendo solo dos grandes momentos de acción ( y que sirven como auto crítica hacia sus grandes superproducciones ) si bien tiene un inicio dubitativo la formación de Lang ( ver su primera incursión a nivel reducido en la bañera ) así como ese asalto a la casa de Pym o el laboratorio del villano son grandes momentos que se benefician de unos actores harto adecuados en sus papeles ; la química entre Rudd y Douglas, para mí verdadera sorpresa de la cinta, es encomiable así como lo que pueden darnos Rudd y Lylly en un futuro. Los diálogos, donde se nota la mano del director Adam Mckay y el propio Paul Rudd ( el primero reescribiendo el guión, el segundo puliendo diálogos ) quiere insuflar un humor que funciona en lienas generales y a  la vez conectar la cinta dentro del universo compartido. Las grandes set pieces de acción tienen lugar en espacios familiares ( una casa antigua, el dormitorio de una niña ) y todo apunta a un aire de serie B cómico ( ese tren o esa hormiga como mascota….)  en la línea de los Guardianes de la Galaxia, si bien la cinta sabe de su pequeñez y aparente insignificancia, si bien tiene apuntes interesantes de cara a un futuro próximo en esa Fase III…… No sabemos si es lo que aspiraba a ser en un origen pero a veces lo pequeño puede ser grande, mini punto para Marvel ( salvando esa actitud corporativa con malas decisiones, ejem ).

 

 

( 1 ) La labor de Peyton Redd en la dirección es correcta y poco más: al principio hace dudar (ese montaje que suena raro en las conversaciones plano/contraplano ) para luego dejarse influenciar por la labor y energía de sus actores y, gracias a ellos y el montaje ( las conversaciones de Hector y sus primos….) nos dan una apuesta simpática y ágil. Como bien comenta  para su crítica en CINEMANIA , Redd ejerce una labor similar a la de Al Migrom ( al cual se le homenajea en el film: ver el nombre del edificio en ruinas donde viven Héctor y Lang ) como un dibujante impersonal y con poco talento pero solvente en su resultado final.
 
( 2 ) Y no solo sorprende por esa ironía interna, sino que la cinta "casi" se lanza al vacío con esa extraña secuencia en "el más allá" ( para no spoilear mucho ) y que parece salida de las oníricas y/o lisérgicas escenas de la fallida Blueberry ( Jan Kounen, 2004 )

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario